HAMBURGUESA DE SECRETO DE CERDO IBÉRICO

#Carnes y aves 21 enero 2018


Inauguro este espacio con una receta que hará las delicias de toda la familia. Normalmente huimos del fast food, lo que no quita para que de vez en cuando nos demos un homenaje por todo lo alto. Afortunadamente, con Thermomix® podemos cocinar este tipo de comida de forma casera sabiendo la calidad de los ingredientes y controlando las cantidades que utilizamos.


Preparación: 10 min


Espera: 20 min


Total: 40 min


INGREDIENTES 4 unidades:


400 g de secreto de cerdo ibérico cortado en trozos y semicongelado 


50 g de jamón ibérico 


50 g de queso manchego 


75 g de cebolla


30 g de AOVE (y un chorrito para la sartén)


1 pellizco de sal


1 pellizco de pimienta molida 


4 panes de hamburguesa 


rodajas de tomate fresco pelado


hojas de lechuga limpias y secas


PREPARACIÓN:


1. Poner el secreto de cerdo, el jamón y el queso en el vaso y triturar 15 seg/vel 10. Reservar en un bol.


2. Poner en el vaso la cebolla y el aceite. Trocear 2 seg/vel 5 y sofreír 8 min/Varoma/vel 1.


3. Añadir la carne triturada reservada, la sal y la pimienta y mezclar 10 seg/giro inverso/vel 4. Formar 4 hamburguesas utilizando un aro de 8-10 cm de diámetro, presionando la carne con el reverso de una cuchara para que quede compacta. Colocar en una bandeja forrada con film transparente y dejar reposar en el frigorífico durante 15-20 minutos.


4. Verter un chorrito de aceite en una sartén o plancha y cocinar las hamburguesas por ambos lados a fuego vivo dejándolas al punto.


5. Montar las hamburguesas al gusto.




SUGERENCIAS Y VARIACIONES:


Antes de nada, deciros que las hamburguesas quedaron espectaculares, eso sí, en vez de 4 yo hice 6 con la misma cantidad indicada (ya que tenía 6 panes homemade que había hecho el día anterior... espectaculares también, por cierto).


Lo primero que hice antes del paso 1, fue trocear bastante el queso manchego (5 seg/vel 5-6 en función de lo curado que sea), aunque sin llegar a rallarlo; me interesaba que se notaran los trocitos de queso en la carne. Lo mismo con el jamón; en este caso no lo troceé porque ya estaba cortado en trozos bastante pequeños.


Como a mí no me gusta encontrarme la cebolla en la comida (soy un poco especialita en lo que a esta planta se refiere), utilicé cebolla deshidratada, ya que, aunque no me guste encontrármela, es un imprescindible en mi cocina y una de las verduras que más utilizo. La cantidad que puse fue un poco a ojo, pero sofreí igual que como dice la receta. Tenía claro que no pensaba perderme el sabor ese dulce inigualable de la cebolla sofrita... uhmmmm... eso sí, para la próxima vez quitaré el aceite del sofrito y dejaré sólo la cebolla pochadita.


Para terminar, una advertencia: de todos es conocido que el secreto ibérico es una carne que acumula grasa infiltrada en la masa muscular y que ésta le proporciona una textura y sabor excepcional. Sin embargo, a la hora de poner la carne en la plancha os recomiendo que no añadáis apenas aceite puesto que, a medida que se va cocinando, va soltando gran cantidad de grasa que tenéis que ir retirando. Una vez hechas, debéis dejar en papel de cocina para que se absorba este exceso de grasa. Aún así, aunque tenía mis dudas sobre si la hamburguesa iba a resultar demasiado grasienta o pesada de digerir, podéis estar tranquilos porque quedan buenísimas y ligeras (nada que ver con las que nos comemos en cualquier hamburguesería).


Consejos para TM31:




  • Reemplaza la opción 120ºC por Varoma. 


  • El TM5 cierra la tapa automáticamente. Por favor, cierra la tapa manualmente. 


  • El TM5 activa/desactiva el giro inverso de forma automática. Por favor, activa/desactiva el giro inverso manualmente.


¡¡¡Os las recomiendo al 100%!!!


En la próxima entrada... la receta de los panes de hamburguesa... uhmmm... buenísimos!!!


Esta receta pertenece a la Colección FAST FOOD PARA SIBARITAS.