Las mejores recetas de bizcochos en Cookidoo y algún truco para que salgan de diez

#Noticias Blog 26 octubre 2018

En plena guerra con todos los alimentos ultraprocesados, con las grasas poco saludables, los conservantes y estabilizantes... vamos que no puedes ir al súper sin las gafas de ver.


Está claro que los dulces, dentro de una alimentación sana y variada además de saludable, y acompañado de su correspondiente quema de calorías con el ejercicio, no los descarto para mis hijos. Pero claro está, que hechos en casa y con ingredientes naturales, pues mejor que mejor. Estos son los mejores bizcochos y que más gustan en casa. Nuestro TOP 5 y que tenemos disponibles en www.cookidoo.es.



  1. Bizcocho de naranja

  2. Bizcocho de galletas y chocolate

  3. Bizcocho de yogur

  4. Bizcocho cuatro cuartos

  5. Bizcocho veteado


Y aquí van algunos trucos para unos bizcochos de 10:



  1. Tener el horno bien precalentado a la temperatura que nos dice la receta. Aquí tenemos que conocer bien nuestro horno. Calor arriba y abajo, es lo más común. El mío tiene ventilador y funciona de lujo. Normalmente es lo que pongo en bizcochos.

  2. Ingredientes a temperatura ambiente.

  3. Seguir la receta con sus medidas exactas, podremos cambiar algún ingrediente si sabemos lo que estamos haciendo.

  4. En nuestras recetas de cookidoo, todos los huevos son de tamaño M. Salvo que se indique lo contrario.

  5. No abrir a media cocción el horno para ver cómo va el bizcocho. Lo miraremos a través del cristal de la puerta y cuando lo veamos dorado, casi al final del tiempo de cocción, lo pinchamos con algo fino, si sale limpio ya está, si no, cerramos y lo dejamos unos minutos más.

  6. Si vemos el bizcocho que ha subido mucho por el medio,es exceso de calor, si por el contrario está hundido por el medio es falta de calor.

  7. Usar un buen molde de la medida sugerida en la receta y engrasarlo muy muy bien. Si dudamos de que no se vaya a pegar, lo forraremos con papel de horno.

  8. Una vez fuera del horno, lo dejaremos enfriar unos minutos en el mismo molde pero sobre una rejilla para que airee. Así será más fácil desmoldarlo luego.

  9. Estando frío el molde al tacto, ya lo desmoldaremos sin miedo a que se rompa.

  10. Para disfrutarlo tierno más tiempo, lo conservaremos con film transparente para que no esté en contacto con el aire. En mi casa duran muy poco y los pongo a la vista en un expositor con tapa de campana de cristal.


Y ya, a disfrutarlos.


Para ti, ¿cuales son tus favoritos? Seguro que coincidimos con alguno.